Fernanda Aguirre, taekwondista: “Las mujeres podemos hacerlas todas”

Fernanda Aguirre, taekwondista: “Las mujeres podemos hacerlas todas” Agencia UNO

 

La numerosa clasificación de mujeres a los juegos olímpicos de Tokio, Japón 2021 es un hito histórico para la delegación chilena, una de ellas es Fernanda Aguirre, la taekwondista de 22 años, convirtiéndose en la segunda mujer en la historia en representar a Chile en esta disciplina deportiva. La joven desde el confinamiento se prepara física y mentalmente para ganar y manifiesta que fue complejo enfrentar la pandemia “sin hacer nada luego de estar en un ritmo de alta competencia”, pero gracias a su entrenador retomó los entrenamientos y se enfocó en la posibilidad de clasificar a las Juegos Olímpicos. Confiesa que al comienzo le costó asimilar que iría a la cita que se inicia el 23 de julio en Tokio, acá recuerda sus inicios en la sede de una junta vecinal y habla de sus proyecciones olímpicas: “las mujeres igual podemos hacerlas todas y aparte ser muy buenas en el deporte”.

 

 

La pandemia alteró los planes de muchos deportistas ¿qué significó para ti todo esto?

 

Al principio para mí fue terrible, porque yo venía alcanzando mi título. Había clasificado y sentía que podría seguir subiendo el nivel. Pasé el proceso que todo el mundo tuvo que hacer, estar en cuarentena y encerrada en casa. Fue complicado pasar de un ritmo agitado de competir, estar competencia tras competencia a estar sin hacer nada, pero a los meses llegó mi entrenador a buscarme a la casa y me dijo: “ya no podemos estar más así”. Así que me consiguió un tatami y pudimos volver a entrenar.

La verdad es que siempre hay que verle el lado positivo a las cosas. Me sirvió igual para mejorar mis lesiones, ya que el mío es un deporte de contacto, entonces estoy más propensa a lesiones, incluso tengo lesiones crónicas. La cuarentena me ha ayudado a recuperarme y prepararme mental y físicamente para la competencia. Agrega que hace más de un año y medio que no compite “y esta semana que viene voy a unos panamericanos y en un open. Así que esa va a hacer mi preparación hacia los juegos olímpicos”.

 

 

En el mismo contexto de pandemia ¿Cuáles fueron los factores negativos que enfrentaste si comparas estos procesos en un escenario normal?

 

Lo de las competencias es algo que ha afectado totalmente. Estar en un ritmo agitado y pasar a nada. Yo venía de una gira europea, donde venía compitiendo todos los fines de semana, entonces de competir todas las semanas a no competir en un año y meses es un cambio brusco. Estoy muy ansiosa y nerviosa, ya quiero pisar el tatami. Pero bueno, estamos en pandemia y hay que aceptarlo. Los juegos olímpicos no van a hacer lo mismo, pero hay que aceptar la realidad y darle para delante con todo, a ganar no más. -comenta entusiasta.

 

En el deporte se gana o se pierde y yo voy a ganar, no solo a vivir una bonita experiencia, yo quiero ir a ganar, lograr algo grande, y eso es lo que yo quiero, eso es a lo que voy a los juegos olímpicos. Para eso me estoy preparando psicológica y físicamente. Obviamente me queda mucho por delante, pero esas son mis expectativas, es lo que yo quiero, y es lo que voy a lograr.

 

 

¿Qué sentiste al escuchar que tu nombre tendría un cupo en Tokio 2021?

 

La verdad es que fue una sensación inexplicable, yo no me la creía. Lo único que hice fue llorar y abrazar al profe y decir “lo logré”, es el sueño de muchos deportistas en el país, poder lograr y clasificar a los juegos olímpicos. Fue algo maravilloso, sentía mucha felicidad, mucho orgullo de mí, que todo el sacrificio que realicé haya tenido su recompensa. Hasta hace poco no me creía que iba a los juegos olímpicos y me ha costado de a poco asimilarlo, pero la verdad muy feliz y orgullosa de lo que he hecho para lograr mi sueño.

 

¿Cómo vives la experiencia de ir a los Juegos Olímpicos, a temprana edad deportiva considerando además que en tu disciplina han clasificado solo 4 deportistas siendo tú la segunda mujer?

 

Es un orgullo, una oportunidad. Todos dicen que es a muy temprana edad, que no tengo la experiencia, pero la verdad siento que tengo harta experiencia en el ámbito deportivo que es el taekwondo. He ido a muchas competencias, obviamente me queda muchísimo por delante, lo tengo claro, yo creo que unos dos o tres juegos más, lo que me de mi cuerpo.

En el deporte se gana o se pierde y yo voy a ganar, no solo a vivir una bonita experiencia, yo quiero ir a ganar, lograr algo grande, y eso es lo que yo quiero, eso es a lo que voy a los juegos olímpicos. Para eso me estoy preparando psicológica y físicamente. Obviamente me queda mucho por delante, pero esas son mis expectativas, es lo que yo quiero, y es lo que voy a lograr.

 

Las mujeres debemos ocuparnos de muchas cosas anexas, además de desarrollar las actividades que elegimos para nuestro desarrollo personal ¿De qué manera es compatible el estudio con las metas alcanzadas en el deporte?

 

Es complicado, debo admitirlo, intentar dar el 100% en todo, jamás. Tienes que priorizar ciertas cosas, yo siempre he priorizado el deporte porque se me han dado las oportunidades, pero no toda la gente ha tenido estas oportunidades que he tenido. He postergado mucho mis estudios, veo a mis compañeros de media y ellos ya salieron de la universidad, ya están con su profesión y están ejerciendo y yo todavía no. Yo estoy en otra etapa. Es complicado, pero de que se puede, se puede.

 

¿Cuáles son los factores que han influido en que tantas mujeres hayan conseguido clasificar a los Juegos Olímpicos para esta edición?

 

La verdad es que las mujeres somos muy power, ¿no sé si sabían eso? (risas). Somos muchas las mujeres que hemos clasificado a Tokio y eso demuestra que somos demasiado multifacéticas, las podemos hacer todas. Y yo sé que a medida que vayamos clasificando, en sí las mujeres se van a creer más el cuento en lo que es el ámbito deportivo. Porque se ha mirado más a los hombres en fútbol o en otro deporte y no debería ser así, o sea las mujeres igual podemos hacerlas todas y a parte ser muy buenas en el deporte.

 

¿Cómo se puede potenciar aún más el desarrollo el deporte en las mujeres chilenas? Entendiendo que existe todo un contexto cultural que ha puesto ciertas trabas, como lo comentamos al inicio.

 

Yo pienso que esto no es solamente para las mujeres. Esto viene desde abajo, desde que los niños van al jardín deberían tener horas para hacer actividad física, es algo que deberíamos tener todos, hombres y mujeres, porque la verdad es que en el país hay mucho sedentarismo. Desde muy pequeños deberían inculcarles que la nutrición es muy importante que aprendan a alimentare no solo para verse bien, también para estar sanos.

Obviamente que haya más talleres que sean inclusivos con las mujeres. Yo siento que voy a hacer una referente en lo que es el taekwondo, en lo que son las artes marciales. A las mujeres les va a servir porque hoy en día el maltrato a las mujeres se ve mucho. Entonces me gustaría que las chicas hicieran artes marciales, que tengan talleres en el colegio desde pequeña para que sepan defenderse y puedan tener mucho más poder o carácter.

Fernanda Aguirre, postula que el país debe cambiar la mentalidad, incentivar el deporte desde temprana edad “porque desde ahí se puede cambiar todo hacia delante”, además – agrega – “deberían haber más talleres para las mujeres mayores, en las sedes o en las juntas vecinales. Yo ahí comencé mi práctica del taekwondo. Lo otro importante es que culturicen a los padres, porque estos son los pilares fundamentales de los niños y por último, que en los medios salgamos como referentes ante los niños y niñas, ya sea de taekwondo, de tenis de mesa o de cualquier otro deporte.

 

Por: Priscilla Riffo.

Periodista.

Instagram @priscyalejandraa

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Sube